10 herramientas y recursos para aprender y practicar la metodología Agile

Agile PLM

En la actualidad son muchas las empresas que están evolucionando desde la gestión tradicional de proyectos a entornos más ágiles que les permiten adaptarse y trabajar a la velocidad competitiva que requiere el mercado de hoy en día. Incorporar estas nuevas metodologías y herramientas a la organización aumentará la productividad y la eficiencia, por no hablar de que favorecerá que el proceso de la toma de decisiones se vuelva más rápido y efectivo. Pero si queremos que esto ocurra, deberemos hacer frente a un desafío: conseguir que todos los usuarios participen en el proceso de cambio.

La metodología Agile conlleva un gran cambio en la forma de trabajar de las personas.

El primer paso es comprender cómo debemos trabajar con Agile. Gracias a la investigación y la evaluación comparativa, podemos estar mejor preparados para adoptar esta metodología: ¿Qué han hecho otras compañías bien y mal? ¿Qué podemos aprender de ellas?¿Qué herramientas están disponibles para ayudar a optimizar los procesos ágiles?

Sin embargo, adoptar los principios y practicar la mentalidad ágil es un proceso que lleva tiempo: ¿Qué desafíos organizacionales y posibles dificultades deberíamos considerar al comenzar un nuevo proyecto ágil? ¿Dónde encajan mejor la metodología Agile de resolución de problemas?

Para ayudar con esta tarea, he reunido un conjunto de recursos muy útiles con el objetivo de ilustrar y mejorar la comprensión de la metodología Agile. Lo que sigue a continuación es un compendio de herramientas, consejos y recursos para que estés preparado y continúes tu camino de aprendizaje.

Libros

Essential Scrum, from Kenneth S. Rubin

Este libro es una estupenda guía de Scrum. Contiene los aspectos básicos y podrá ayudarte en el desarrollo de este curso.

The Lean Startup, de Eric Ries

The Lean startup inició una verdadera revolución en el desarrollo de productos, proporcionando un enfoque científico para crear y administrar startups de éxito. La aplicación de lean testing en proyectos de metodología Agile es muy útil para cerrar la brecha que separa business de IT. Además esto supone un ahorro económico al desmarcarse de otras iniciativas más lentas y costosas.

Mike Cohn aporta un anteproyecto donde detalla historias prácticas con distintos usuarios, y las teje en el marcodel ciclo de vida de producto. Este libro proporciona información muy práctica sobre cómo llevar a cabo proyectos ágiles, por lo que indirectamente te ayudará a ganar confianza en el desarrollo de los mismos.

Tutoriales en Vídeo

Si eres más de aprender a través de tutoriales en video, consúltalos siguientes cursos en Udemy y Pluralsight. Proporcionan pautas para la implementación exitosa de la metodología Agile y también cubren temas de carácter más avanzado para continuar aprendiendo.

Gestión de Proyectos Agile: Scrum paso a paso con ejemplos desde el sitio web: Udemy

Este curso está diseñado para ayudar a cualquier persona interesada en saber más sobre Scrum utilizando ejemplos reales.

Aprenderás conceptos clave y comprenderás cómo funciona el marco de Scrum para la entrega de proyectos con éxito.

Become an Agile Project manager, in Lynda

Este curso te ayuda a construir una base sólida para liderar y motivar equipos y proyectos usando la metodología Agile. Abarca desde el desarrollo de historias sobre usuarios hasta el empleo de gráficos para conducir reuniones de forma productiva. 

Agile courses, en Pluralsight

Además de coach de la metodología Agile, Jeremy Jarrell es un gran autor que nos enseña a explorar todos los temas relacionados con esta metodología. Si estás pensando en incorporar la metodología Agile a tu organización, estos cursos te ayudarán a configurar tus habilidades de gestión de proyectos ágiles mediante diferentes pautas y tutoriales.

Herramientas

Jira

JIRA es probablemente el software de gestión de proyectos que emplea metodología Agile más utilizado en las empresas. La herramienta está diseñada para que todo el equipo planifique, revise y se beneficie de un software excelente. Puedes probarlo gratis y adquirir suscripciones mensuales si lo deseas.

Trello

Trello es una herramienta genial que te permite organizar y priorizar tus proyectos de forma divertida y flexible. Se trata de una herramienta muy visual, lo cual es perfecto para organizar proyectos Agile. Puedes echar un vistazo a esta publicación donde Andrew Littlefield nos ofrece una introducción sobre cómo usar esta herramienta con proyectos Scrum.

Trello tiene un plan gratuito bastante completo y también ofrece funciones más avanzadas en sus planes de suscripción premium.

Por otro lado, si estás liderando un equipo en remoto puedes consultar la publicación de blog de Timedoctor´s donde explica en detalle cómo usar la herramienta, y comparte excelentes consejos y trucos para organizar un equipo en remoto usando la metodología Agile
Asana
Asana es una herramienta de gestión de proyectos muy sencilla de utilizar. Con ella puedes administrar, organizar y realizar el seguimiento del trabajo de manera eficiente. Incluso la empleo para mis proyectos personales: realizar un seguimiento de los objetivos diarios y monitorear el progreso se convierten en tareas muy sencillas si utilizas Asana.
Slack

Slack no es directamente una herramienta de gestión de proyectos, pero definitivamente vale la pena mencionarla. Igual que ocurre con la metodología Agile, esta herramienta aboga por la colaboración, generando conversaciones entre clientes y proyectos de forma que todo quede sincronizado.

Por último, te invito a que eches un vistazo a nuestro curso de 7 días gratuito sobre metodología Agile. Igual no te cambia la vida, pero sí te va a ayudar a construir una base sólida sobre la que comenzar a gestionar proyectos Agile, con ejemplos de historias reales, gráficos y mecanismos para conducir reuniones de la manera más productiva.

Si quieres tener un recuerdo de todos estos consejos, puedes descargarte estos tips de aprendizaje de nuestra biblioteca de recursos.

¡Bienvenido al mundo Agile!

Cómo usar Agile en proyectos PLM

agile project management training

Agile (ágil, en español) es una metodología de gestión de proyectos centrada en la mejora continua, el alcance de objetivos y la entrega de productos de alta calidad. Agile no es para nada un concepto novedoso, habiendo sido objeto de discusión durante los últimos años. Sin embargo, hoy en díaestamos siendo testigos de su imparable crecimiento y aplicación en las empresas (especialmente en determinadas industrias y disciplinas). Hablamos de un marco diseñado para fomentar el feedback activo y las reiteraciones en los diseños: los proyectos quedan divididosen pequeñas partes atendiendo a sufuncionalidad, bajo el nombre de UserStories (historias del usuario). 

agile project management training

Las UserStories son priorizadas y entregadas en ciclos cortos de dos a cuatro semanas llamados iteraciones.

Los orígenes de Agile

El modelo tradicional Waterfall (cascada) comienza definiendo los requisitos del proyecto. El objetivo se concreta al principio y una vez decidido es inmutable. Después configuramos las necesidades y creamos un diseño que las satisfaga. Más tarde, se implementa el diseño y se valida. El proceso termina con la fase de mantenimiento. Este proceso se denomina Waterfall porque el proceso fluye siempre de arriba hacia abajo, como en una cascada.

El principal problema de este modelo es que los clientes inicialmente pueden no saber cuáles son sus necesidades.Y si durante el proceso cambian de opinión, se necesita una solicitud de cambio de proyecto y una nueva estimación del coste, que afectará al calendario y a la definición propio objetivo. Un cambio en el objetivo inicial conduce siempre a un nuevo diseño y desarrollo, lo cual acaba siendo costoso.

agile project management training

En algunas industrias, como en construcción o facility management, el modelo tradicional Waterfall funciona relativamente bien. Los problemas surgen en disciplinas donde el cambio es casi seguro desde el principio, como por ejemplo, el desarrollo de software. En este caso, el proceso se asemejaría bastante a una investigación que un grupo de científicos lleva a cabo en un laboratorio. Ensayas algo, pruebas los resultados, y si no funciona, ensayas de nuevo con otra cosa. Por eso, el modelo Waterfallno sería el más adecuado para el desarrollo de software.

Seamos sinceros, rara vez las cosas salen bien a la primera. Por eso mismo, la frustración de los desarrolladores de software que trabajaban en proyectos tipo Waterfall evolucionó hasta la creación del Manifiesto Ágil. Este marco de gestión  surgió del deseo de adaptarse a los cambios en los proyectos del mundo real.

La diferencia clave entre Waterfall y Agile es la capacidad de responder a los requisitos en constante evolución de la empresa.

¿Agile también trabaja con proyectos PLM?

Existe la impresión de que Agile sólo se aplica en el desarrollo de software. Sin embargo, los tiempos cambian y estamos presenciando una aplicación cada vez más amplia de Agile en la Gestión del Ciclo de Vida del Producto (PLM). En el mercado actual, la capacidad de poder seguir el ritmo de las necesidades de los clientes ofrece una ventaja competitiva significativa. Ser ágil en la gestión del ciclo de vida del producto significa llevar a cabo proyectos de desarrollo de productos y sistemas, y dividirlos en proyectos iterativos que poder comprobar y de los que poder aprender rápidamente.

La adopción de Agile PLM comienza con la aceptación de que es imposible planificar absolutamente todo. Las hojas de ruta para el desarrollo de productos son excelentes, pero también son rígidas y tienden a obstaculizar la innovación y el flujo de ideas. Por lo general, perdemos el tiempo en diseños funcionales y lógicos para el desarrollo de sistemas, y después siempre pasa algo: a veces ciertos requisitos en la práctica son demasiado costosos de implementar, o el propio sistema no soporta la funcionalidad que prometiste en tus sesiones de trabajo con los usuarios, etc.

Por eso, tanto si estás gestionando una línea de productos como si deseas desarrollar aún más tu sistema PLM, existe una gran oportunidad al convertirte a Agile.

¿Qué tipo de proyectos PLM puedo gestionar con Agile?

Soporte

La incorporación de métodos ágiles para el servicio de soporte de productos y sistemas PLM puede ayudarte a aumentar la satisfacción del cliente y mejorar la eficiencia. Tu proceso de soporte siempre debería evolucionar en base a la opinión y a las necesidades cambiantes del cliente.

En algún momento, las aplicaciones PLM entran en fase de mantenimiento, pero la mayor parte del desarrollo del sistema se limita a pequeñas mejoras y a la solución de errores. Hacer un seguimiento de la carga de trabajo dentro de un marco bien definido y ordenar las tareas en base a su prioridad, puede ayudar a tu equipo a organizarse, planificar la demanda de soporte y justificar las necesidades de los recursos.

Desarrollo de productos

Los principios básicos de Agile formulados en el desarrollo de software encajan muy bien en el marco del desarrollo de productos. Al implicar a los clientes y otras partes interesadas, el equipo de desarrollo de productos puede verificar las ideas y validar los requisitos a lo largo del proceso, y así realizar los ajustes necesarios. Hoy en día, el desarrollo de productos significa probar una idea y actuar en base a los datos que nos ofrece.

En Agile, planificas tu siguiente conjunto de acciones basándote en la información de la que dispones en ese momento. Es posible que este conjunto de acciones no sea el que definiste en un principio en tus hojas de ruta, lo que hace que el proceso sea más flexible, en lugar de estar restringido.

Integración de nuevas empresas

La integración de personas, procesos y datos después de una fusión y adquisición es una tarea formidable. Los datos dispersos a través de numerosos sistemas y la información inexacta o duplicada a menudo, conducen a experiencias insatisfactorias por parte de los clientes y, además, distraen a los empleados en el día a día de la empresa. Adoptar proactivamente un enfoque Agile y dividir las iniciativas en partes más pequeñas puede potenciar a los equipos y ofrecer mejores resultados. Un enfoque de gestión de proyectos Agile redondo puede reducir el tiempo de integración y garantizar una óptima experiencia de cliente.

Desarrollo de sistemas

Agile nació esencialmente con el propósito de desarrollar software de manera más rápida. Uno de los beneficios clave del uso de Agile para el desarrollo de software PLM es la colaboración que se produce entre los distintos departamentos de la empresa a lo largo del proyecto. La interacción directa y continua para entregar lo que la empresa necesita, mejora el proceso y asegura que siempre obtengamos lo que necesitamos en cada momento.

¿Y tú?, ¿quieres volverte Agile?

Nuestro curso de eLearning Agile Basics te ayudará a construir una base sólida para comenzar a administrar proyectos Agile, desde el desarrollo de las User Stories y gráficos ágiles hasta la conducción de reuniones productivas.

Aprende sobre la mentalidad y las técnicas necesarias para gestionar proyectos de forma Agile en https://shareplm.com/agile y comienza tu viaje hacia un proyecto memorable.

¡También puedes descargar una chuleta con la metodología Agile en nuestra biblioteca de recursos!

Cómo organizar un PLM benchmark

PLM Benchmark

Antes de meternos en faena, dejemos clara una cosa ¿Qué es el benchamarking?

El benchmarking consiste en evidenciar los best practices dentro de un área concreta, con el propósito de identificar las oportunidades de mejora que se pueden llevar a cabo. Se trata de una magnífica manera de impulsar nuestros proyectos de PLM, e identificar nuevas oportunidades de mejora que nos inspiren en nuestro progreso.

A través de esta evaluación compartiva, el benchmarking nos mantiene al tanto de lo que otras organizaciones están haciendo y de las best practices actuales, y establece una línea de base que podemos usar para medir las capacidades de nuestra organización. Por lo tanto, es una herramienta de mejora continua.

Compararnos con otras empresas de la competencia nos ayuda a descubrir importantes oportunidades de avance y a tomar medidas para impulsar nuestro negocio. El objetivo es identificar las principales tendencias, analizar las brechas que puedan existir y obtener inspiración aprendiendo de las experiencias de los pioneros de la industria.

Tipos de Benchmarks

En un proyecto de Benchamarking se pueden usar varios tipos de benchmarking. Podemos clasificar estos tipos en función del área a la que hacen referencia, la metodología empleada y el alcance:

plm benchmarking dimensions

ÁREA

Al descubrir y comprender las best practices podemos valorar mejor nuestra estrategia PLM, evaluar el rendimiento del sistema, conocer nuevas tendencias y funcionalidades, o recopilar datos para respaldar una nueva propuesta de proyecto.

Por ejemplo, un benchmark puede ayudarte a sentar las bases para el próximo proyecto de data governance. Si planeas cambiar o agregar nuevas funcionalidades a tu sistema PLM, reunirte y discutir con compañías similares influirá en tus decisiones. Otra opción sería que quieras saber más acerca de cómo otras organizaciones están lidiando con la formación en PLM, o cómo están estructurando sus programas de aprendizaje y desarrollo.

plm benchmarking areas

Recopilar información sobre cómo otras empresas están gestionan áreas clave de PLM, nos puede descubrir oportunidades de mejora para nuestra organización. Cuando se ejecuta bien, este hecho proporciona la orientación necesaria para proponer cambios fundamentales, obtener apoyo ejecutivo y financiero para nuevos proyectos, y también estar al tanto de posibles obstáculos.

METODOLOGÍA

Medianteel benchmarking obtenemos comprensión e información sobre el área en el que nos queremos enfocar. La investigación cualitativa se utiliza para explorar el tema en cuestión, generar unbrainstorming y desarrollar guíasque nos empujen a la acción.

La investigación cuantitativa, por el contrario, utiliza datos medibles para obtener resultados. Es muy útil para cuantificar cosas como el rendimiento del sistema, la calidad de los datos o la satisfacción del usuario.

Así es como el benchmarking cuantitativo nos dice qué sucede, mientras que los datos cualitativos nos ayudan a saber por qué sucede. Los resultados del benchmarking se vuelven más significativos cuando se aplican a la vez métodos de investigación cualitativos y cuantitativos.

ALCANCE

Igualmente, el benchmarking puede ser interno o externo. El benchmarking externo se utiliza para evaluar cómo se compara nuestro negocio con los demás. Este tipo de benchmarking brinda oportunidades para aprender de los best practices y experiencias de nuestros competidores. Se puede utilizar para aprender más sobre un sistema o funcionalidad, para descubrir cómo otras compañías han implementado un nuevo proceso, o también para inspirarse con las nuevas tendencias de un campo en concreto.

El benchmarking interno es aquel que se ejecuta dentro de la organización. Por lo general, considera diferentes funciones o procesos dentro de la empresa. Aunque generalmente se considera que los benchmarks externos brindan una mayor comprensión, el benchmark interno es más fácil de organizar y puede usarse para construir la base para futuras investigaciones externas. Por ejemplo, podemos usar el benchmarking interno para aprender cómo otros departamentos han organizado el lanzamiento de un producto, cómo abordan los problemas de gestión del cambio o qué han hecho para comercializar un nuevo sistema.

Cómo organizar un benchamark de PLM

1. Articula los objetivos previstos de tu benchmark de manera cuantificable y medible

“¿Cuál es el objetivo?” “¿Qué queremos descubrir a través del benchmarking?” Estas son las primeras preguntas que debemos hacernos antes de comenzar un proyecto de benchmarking.

Establecer un objetivo de referencia específico nos ayuda a definir claramente las expectativas para el proyecto. Si nuestro objetivo no está bien definido, es menos probable que las empresas se entusiasmen con el proyecto y realmente participen en el mismo. Sin embargo, al ser preciso, podremos medir los resultados y atraer a los participantes.

Un resumen breve del proyecto que indique los objetivos y que ilustre el procedimiento puede ser muy útil para explicar a los socios potenciales cuál es el objetivo de referencia y los pasos a seguir para alcanzarlo.

2. Identifica tus partners

En primer lugar, debemos analizar las áreas de estudio internamente e investigar un poco para posicionar nuestra empresa en el mercado. Definir áreas específicas para estudiar e identificar métricas de benchmarking.

En este sentido, debemos andarnos con ojo de no elegir un área de investigación que sea demasiado amplia y que no pueda medirse adecuadamente. Es mejor dividir nuestro proyecto en estudios más pequeños y tangibles. Basándonos en estos resultados, nos será más fácil encontrar posibles socios.

Comienza por definir las características de tus partners ideales y recopila información sobre los posibles candidatos.

Una vez que hayamos decidido quién podría estar en el grupo, llega el momento de comenzar el contacto. Compartir los objetivos del benchmarking y el resumen del proyecto nos ayudará a atraer a más participantes.

Para qué negarlo: tener buenos contactos también es clave para involucrar a más personas en nuestro proyecto. Los Consultores de PLM generalmente tienen redes de contactos muy extensas y pueden ayudarnos a encontrar socios que puedan estar interesados. Participar en conferencias también es genial para construir una red sólida, por eso, acéptame un consejo: mantén siempre una actitud activa y visita varios de estos eventos. No se trata solo de aprender más sobre los temas de la conferencia, sino también de conocer a las personas que podrían posteriormente convertirse en partners.

Una vez formado el grupo de benchmark, define un calendario aproximado del proyecto y comparte los siguientes pasos con tus partners. Aquí hay un ejemplo:

A veces es necesario un acuerdo de confidencialidad, especialmente cuando competidores están en el grupo. En ese caso, recomiendo el empleo de algún tipo de herramienta de colaboración para compartir información. Dropbox, OneDrive o Google Drive son estupendas para compartir rápidamente documentos e información dentro de un grupo.

3. Prepara una encuesta

Ahora que ya has seleccionado un objetivo concreto y has identificado quiénes serán los posibles participantes, es hora de recopilar información para preparar la sesión. Preparar una breve encuesta con algunas preguntas significativas te ayudará a clasificar a los participantes e identificar tendencias.

Los resultados de esta encuesta pueden contener respuestas cualitativas y cuantitativas. También pueden seleccionar más de un área PLM para cubrir en el estudio. Es importante etiquetar las preguntas para que puedas analizar mejor los datos una vez que hayas recopilado los resultados.

Considera el hacer preguntas concretas como:

  • ¿Qué plataforma PLM utilizas para administrar los datos un producto? ¿Estás utilizando solo un sistema o más de uno?
  • ¿Qué aplicaciones CAD estás usando? ¿Están integrados en la plataforma PLM?
  • ¿Qué porcentaje de usuarios objetivo en la empresa usa la plataforma PLM?
  • ¿Cuál es el nivel de satisfacción del usuario para el software?
  • ¿Qué modelo de soporte has definido?
  • ¿Qué proyectos de PLM tienes sobre la marcha? ¿Has planeado algún nuevo proyecto para los próximos años?
  • ¿Qué metodología de formación tienes implementada? ¿Estás utilizando PLM eLearning?

Intenta ser breve. Si haces demasiadas preguntas, la gente puede abrumarse y no responder.

Antes de enviar la encuesta, tómate tu tiempo para preguntar a tus colegas si desean agregar alguna pregunta. Haz una llamada corta o envíales un correo electrónico para averiguar si hay algún tema específico sobre el que les gustaría obtener información de fondo (por ejemplo, procesos PLM, áreas de aplicación como Requisitos o Gestión de la lista de materiales, etc.).

Involucrar a los participantes en el diseño de la encuesta hace que el proyecto sea colaborativo, y de esta forma tus compañeros sentirán que son parte útil del mismo.

4. Analiza los resultados de encuestas e investigaciones.

Antes de realizar el estudio de benchmarking, desconocemos qué posición ostenta nuestro negocio dentro del rango de evaluación. El objetivo del benchmarking es posicionar nuestra empresa en varias dimensiones frente a las otras empresas objeto de estudio.

Por tanto, analiza los datos y utilízalos para preparar las sesiones de benchmarking. Más tarde, usa este material de investigación y las respuestas de la encuesta para identificar dimensiones y tendencias. Por lo general, hay preguntas que requieren una investigación y discusión más profundas.

5. Organiza la sesión

Tras la encuesta, organiza una reunión en persona con los participantes para discutir los resultados. Las sesiones en persona son más efectivas porque permiten construir relaciones, ofrecen una valiosa guía y ayudan a identificar desafíos y llegar a su destino más rápido. Mi experiencia me dice que los compañeros generalmente están contentos compartiendo información y disfrutando de las discusiones cara a cara de la sesión de referencia. 

Por desgracia, a veces no es posible reunir a todos los participantes en la misma sala. Si las empresas están ubicadas lejos o se necesitan resultados rápidamente, es posible que debamos sustituir la reunión en persona y en su lugar organizar una teleconferencia. 

Con la tecnología actual, reunirse por teleconferencia es fácil. Sin embargo, debemos tener en cuenta que si los distintos participantes no se han reunido antes, la discusión probablemente no será tan productiva como en una sesión en persona. En ese caso, prepara una agenda para la reunión y selecciona un buen facilitador que se encargue de moderarla. Envía invitaciones a estas reuniones con suficiente anticipación e incluye siempre información básica sobre los objetivos del benchmarking y los resultados de la encuesta. 

De igual manera, asegúrate de que haya alguien en la sala que pueda tomar notas e incluya suficiente tiempo de discusión para permitir que las personas compartan experiencias. Los descansos son buenos para la creación de redes personales. Considera organizar una cena después del evento para continuar las discusiones y fortalecer estas relaciones.


En ocasiones es interesante organizar focus groups. Por ejemplo, puede darse el caso de que deseemos profundizar en un tema que sea interesante para algunos de los compañeros. Si esto ocurre, debemos considerar visitar a nuestros partners más adelante u organizar una reunión de seguimiento.

 

6. Recopila y comunica los resultados del benchmark

Llega el momento de analizar los resultados y preparar un informe de benchmark.

Por lo general, deberemos tener dos informes separados: uno para uso interno y otro para compartir con tus compañeros de benchmarking. El informe interno contiene observaciones y recomendaciones relevantes para uso interno. En mi opinión, me resulta útil trabajar primero en el informe interno y extraer información condensada para el informe externo, y más tarde completarlo con hechos y cifras que puedan ser relevantes para los participantes.

Comparte los resultados con colegas, compañeros y directivos. Organiza varias sesiones con los stakeholders clave para discutir los hallazgos clave, las recomendaciones y los próximos pasos.

Por desgracia, he visto como a veces los resultados de benchmarking son empleados para respaldar “planes secretos” y propuestas de presupuesto. No omitas ni disfraces hechos para que los resultados coincidan con tus planes, o perderás el objetivo del ejercicio. Además, el mal uso de los datos en última instancia puede derivar en la pérdida de credibilidad dentro de tu organización.

7. Propón un plan de acción.

Crea una propuesta de plan de acción derivada de los resultados de benchmark. Evalúa y prioriza lo que debe hacerse y desarrolla una propuesta para implementar estos cambios. Define medidas concretas y diseña un plan de proyecto basado en tu estrategia PLM.

Distingue entre acciones a corto y largo plazo. Presenta el proyecto la gerencia para obtener los fondos necesarios para próximos proyectos.

Incorpora benchmarking de manera regular en tu proyecto de PLM

Como ya sabemos, el benchmarking es una gran herramienta para motivar a nuestro equipo e incorporar la mejora continua de nuestro proyecto de PLM. De hecho, cuanto mayor sea la conversación con el equipo, mejor orientación tendremos para desarrollar nuestros proyectos de PLM.

Por lo tanto, considera siempre incorporar el benchmarking en tu estrategia. Un proyecto anual de benchmarking en PLM es siempre una buena idea que nos ayuda a identificar nuevas tendencias.

Por último, hemos preparado una lista de verificación para que puedas recordar los pasos necesarios para organizar un benchmarking de PLM.

Consejo: Imprime esta práctica lista y guárdala a buen recaudo, let’s go!

Download the FREE PLM Benchmark Checklist.

Organize a PLM Benchmark in 7 steps with this checklist.

By subscribing you agree to our terms